El gran cafe zaragozano: la torre de Babel, por los cojones

lunes, 15 de diciembre de 2008

 

Este viernes fui de cena con Pilaryn, una amiga suya, y alumnos del centro donde dan clases de español para inmigrantes las dos mozas. Así pues estábamos ellas dos y yo en representación autóctona, un matrimonio de rumanos y dos arabes. Después de cenar fuimos a tomar algo y a alguien, que no fui yo, por dios, se le ocurrió de ir al gran café zaragozano que por la noche es una discoteca. A la hora de entrar, iba yo detrás de el varón de los rumanos y uno de los arabes, cuando les pararon los dos seguratas en la puerta para pedirles el D.N.I. A mi me extraño, porque yo juraría que no se lo habían pedido a la gente que pasaba antes. Al rumano le hicieron sacar hasta el pasaporte, siendo que con un papel que enseñó, siendo comunitario, no debería necesitar nada mas, pero claro, no se que nivel de estudios les piden a los nobles seguratas en tan insigne establecimiento. El caso es que a mi tambien me lo pidieron y yo, por supuesto, pedí explicaciones. El simpático gorila me dijo que se lo tenían que pedir a todo el mundo, porque si pillaban dentro a alguien sin documentación se les caía el pelo. No te pienses que es por nada, me decía el alicate. Yo debo ser algo mal pensado, porque solo nos lo pidieron a nosotros tres. A las tres féminas que iban en el grupo no se lo pidieron y a la gente que estaba entrando antes que nosotros tampoco. Ummmm... casualmente pararon al morito de turno y al rumano. ¡¡Ya ves tu, que cosas!! El caso es que a lo que nos juntamos todos dentro y conté lo sucedido, nos piramos sin mas. ¡¡Y aun me decía el tío que no era por nada!! A la salida se despidió con un amable "Hasta luego chicos" pero a mi ya no me servía de nada. Si hubiéramos sido todos un grupo de brasileñas escotadas, o autentico y esbeltos arios, no tendría importancia lo de la puta identificación. Señores del gran café zaragozano, o a quien corresponda esta política sexista y xenófoba, vayanse a tomar por el culo. He dicho

P.D: Desde aquí pido vuestra solidaridad para que no vayáis a este sitio pichiguays, que hay muchos

Aprovechando esta entrada de queja, quisiera dejar constancia también de otro establecimiento un tanto "sospechoso". Se trata de la farmacia "Jordán"(ummm...) de la avenida tenor Fleta. Este verano iba yo con necesidad de comprar condones un domingo por la noche. Esa farmacia estaba de guardia y paramos con el coche para comprarlos. Los preservativos de doce unidades suelen estar a 6 euros, mas o menos, en todas las farmacias. El caso es que llegué a la puerta, con su vaya de seguridad, y desde el mostrador me atendió una chica joven. Le pedí una caja de 12 y ella me contesto con un siiiii un tanto extraño, como diciendo "¿quieres condones? ¡pues tooooma condones, marrano!". Envolvio los preciados chubasqueros del amor y me dijo "son 11.90" a lo que yo extrañado le pregunte que si los habían subido de precio, o que Ella contesto que eso, al no ser un medicamento, se le pone el precio que cada uno quiere. Me habrían dado ganas de decirle que se los quedara para ella, sino fuera por el apuro del momento. El caso es que a lo que abrí el envoltorio la tía me había puesto PROTECCIÓN TOTAL, o sea, con bien de plástico. Todo encajaba. Una farmacia llamada Jordán, el rió donde bautizaron a Jesucristo, un precio que doblaba al de cualquier farmacia, y me dan los condones bien gordos, no sea cosa que sienta demasiado. Se supone que hay que facilitar el uso de preservativos, entre otras cosas, poniéndolos baratos, pero en esta farmacia parece que no interesa.
Conclusión por mi parte: farmacia ultracatólica que vende preservativos porque están obligados ha hacerlo, pero los vende al doble que en las demás, y protección total sin avisarte. ¡¡El que quiera follar que pague sus actos impuros!!

10 OPINIONES AQUÍ:

Anónimo dijo...

Ten cuidao con esos condones ultracatólicos y ultraprotectores, que los hijos de puta los pinchan.

Bruxeta dijo...

Jajajajajajjajaa!!!

bloc- era dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
severino el sordo dijo...

Animo a todos a dejar constancia de cualquier local sospechoso de ese tipo de practicas

scotty dijo...

Que conste que no me parece caro un euro por condon, pero siendo que los demas los tienen a 50centimos...

Alfie27 dijo...

Antes de decir nada sobre los proteros de un bar informate porque tu primera impresión puede que sea ekivocada cmo en este caso. No solo se les pide unos minimos de educacion y modales en este bar sino que además son gente trabjadora y responsable. Lo que pasa es que a los inmigrantes ay que pedirles la documentacion porque si son ilegales no les esta permitida la residencia en nuestro pais. Pero claro si les piden el carne a un arabe y a un rumano es racismo...me parece vergonzoso que vayas promulgando esa fama de los porteros del gran cafe zaragozano pero en fin ignorantes tiene que haber en todos lados.

scotty dijo...

Lo primero es no mentir diciendome que se lo piden a todo el mundo, porque a los "españolitos" que iban por delante nuestro no se lo pidieron, a la Rumana que iba con nosotros tampoco y a mi novia tampoco. Es decir, si eres tia no te lo piden. Supongo que los que llevamos chupa de cuero tambien somos extranjeros, porque a mi tambien me lo pidieron.
Ignorantes hay en todos los sitios, en efecto, porque alguien con un poco de cultura sabe que Rumania es Europa, y no necesita enseñar el pasaporte. Te puedo asegurar que lo de aquel dia fué "sospechoso"

Anónimo dijo...

No digas que por ser un rumano y un árabe os pidieron el carnet para entrar. No hace falta... Siendo español directamente no te dejan entrar por llevar "BAMBAS", lo mejor es que en el grupo había más gente con "BAMBAS" pero eran mujeres y no les ponían pegas. Con eso lo digo todo. Ellos lo pierden, unos clientes menos.

scotty dijo...

Amigo, yo iba con zapatillas, y no me dijeron nada. El tema de las deportivas, como tantos otros, es la excusa que tienen en los garitos para dejar entrar a quien quieran. En este caso fué por ser extranjeros, y no tenian ningun derecho a pedirles el pasaporte, siendo europeos. En cualquier caso, yo no he vuelto a entrar desde entonces, ni pienso

Anónimo dijo...

Yo he ido pocas veces al Café Zaragozano y nunca me habían pedido nada y ando en zapatillas casi todo el tiempo, pero ya me ha pasado dos veces recientemente que fui con un negro y otra vez un mexicano amigos de la universidad y no los dejaron pasar por las zapatillas, a mi si y tenía zapatillas, son bastante racistas estos del café.