Cuento

lunes, 28 de enero de 2008

 

He sacado este minicuento de un libro de cuentos "escoceses". Es algo moñas pero se conoce que el autor esta un poco "rarito" ultimamente.

El bufón y la reina

Cuentan que hubo un tiempo donde los sueños flotaban en el ambiente y solo tenias que cogerlos para hacerlos tuyos. El mundo conocido se reducía a un único reino; el reino de los silencios. Os pensareis que en este Reino no se hablaba, pero nada más lejos de la realidad. Se hablaba mucho con los labios pero muy poco con el corazón. Había quien si sabía hablar sin mover los labios pero no es el caso de nuestro protagonista; el bufón del Reino. El bufón cuando quería expresar sus sentimientos no podía pues no le habían enseñado y solo le salían gracias. Un día fue llamado a la corte para actuar delante de la Reina y quedo marcado, ya que nunca había visto nada tan bonito, a pesar de haber recorrido los valles mas verdes, y visto las noches mas estrelladas. Nada era comparable con esa belleza. Sin duda era la mirada mas bonita del mundo conocido. Sus ojos eran grandes, oscuros y desprendían una dulzura que hacían que al bufón le temblaban los cascabeles de su disfraz. Su sonrisa era fina y delicada y no tenía reparos en mostrarla a menudo. El bufón actuó como pudo ya que los nervios le hacían meter la pata y equivocarse en sus cabriolas. Intentó hacer nuevas gracias para impresionarla ya que no podía expresar sus sentimientos hipnotizado ante su Reina. La actuación termino y el bufón marcho con la pena de no haber sabido hablarle con sinceridad , mas no quedo así la cosa. Se empeño en ser contratado a menudo para actuar ante ella y algún día ser capaz de hablarle de corazón en vez de hacer malabares para llamar su atención. Ella agradecía con sonrisas sus bufonadas y él se sentía aliviado ya que al menos no rechazaba su presencia aunque él quería ir mas allá.
Este cuento no tiene final por que todavía se está escribiendo. De hecho tal vez esté sucediendo ahora mismo en una realidad paralela a la nuestra. Tal vez, incluso podéis conocer a la Reina y al bufón. Si veis a la reina sabréis que es ella porque va desprendiendo magia por donde pasa. Al bufón lo reconoceréis por que estará haciendo cabriolas a su lado esperando algún día saber que decir.
Este texto ha empezado con esta frase; “Cuentan que hubo un tiempo donde los sueños flotaban en el ambiente y solo tenias que cogerlos para hacerlos tuyos”. Existió y tal vez vuelva algún día, pero hoy por hoy, en el Reino de los silencios, los sueños flotan tan alto que no se pueden tocar.

11 OPINIONES AQUÍ:

Anónimo dijo...

josplis....

Jinete del viento dijo...

El bufón y la reina...

Moraleja final : ¿Que hostias andaria haciendo el rey?

¿Estaria con unas cortesanas "riéndose" él de todo ello?
Porque hay un vacío "real" en toda esta historia,eso si.

scotty dijo...

No me jodas Elias!! Que coño estas diciendo?!!!

Juako dijo...

Seguro que hay por palacio alguna cortesana rondando por las cocinas, de esas con blusa encorsetada y mandil...

Jinete del viento dijo...

De sonrisa muy fácil y de pocos silencios...

scotty dijo...

Os agradezco vuestro apoyo pero es que cuando has visto a la luna de cerca se te quedan pequeñas todas las estrellas

Juako dijo...

Te dedico una sonora ventosidad, Ezcoti!

scotty dijo...

Ja, ja, ja!!! Gracias Jouakin

Jinete del viento dijo...

Si claro.
Y si ves muy de cerca el Sol viene a pasar lo mismo.Que seguro ya no ves nada mas grande,ni ná de ná...
-No es por joder eh? era un intento de alentar este espacio.

Kike dijo...

A ver si la reina esta va a ser como la del chiste: que está que rompe pero siempre en silencio...
y tras muchas tentativas de hacerla hablar, abrió una boca llena de dientes negros y torcidos y dijo...

"PA QUÉ???, PA CAGAL-LA"

scotty dijo...

No Kike, no. Creo que la reina tiene la boca bien. Eso creo yo pero como no la conozco...